Un cabecero de cama siempre dará un salto de calidad a nuestra habitación, pero no son muy económicos que digamos… Si los cabeceros que encuentras te parecen caros o no te gustan, anímate hacerlo tú mismo, ¡verás que fácil y por menos de 25€!

Para conseguir hacer un cabecero de cama a tu medida y que consiga dar el toque perfecto a tu habitación, sólo necesitas estos materiales:

materiales para cabecero low cost

¿Cómo hacer el Cabecero de Cama para la Habitación?

Base:

Un panel de madera, con 3mm de grosor ya tendrías suficiente para hacer uno sencillo, solo lo necesitamos como base porque luego va colgado o pegado a la pared.

Medidas; A mí me gustan que queden de alto sobre 60/70cm y para el largo súmale 10cm mas al ancho de la cama, por ejemplo;

Si es para cama de 90cm; 100x60, y si es de 150, entonces 160x70 aprox.

En este caso al ser para dos camas juntas de 90cm, cogimos un panel de 190x60cm en Leroy Merlin (4,97€)

Relleno:

Si quieres que quede bien acolchado, coloca una plancha de espuma de 1,5 o 2cm. Verás que hay varias densidades, ¿Cuál es la mejor?  Una espuma de densidad 10 o 20 (son de color blanco o amarillo normalmente), es la más económica y suficiente para hacer un cabecero.

No es lo mismo la espuma que se necesita para tapizar una silla, que para un cabecero, en la silla necesitamos más densidad porque cada vez que nos sentamos, ejercemos presión sobre ella y las espumas de alta densidad recuperan mejor, en cambio en un cabecero como mucho apoyamos la cabeza de vez en cuando, por tanto, no se va a deformar con el paso del tiempo, a pesar de ser menos densa.

Consejo; Depende del fabricante a veces cambia el color, pero tener en cuenta que si lo vamos a forrar con una tela fina o de colores claros, descartar la de color azul( D/25) porque puede transparentar.

Si no tienes presupuesto, la opción más barata es la guata o también llamada manta acrílica. Suele tener 160cm de ancho y puede haber grueso de 1-2 y 3cm. El precio ronda entre los 3 y 5€ el metro lineal. Si es para un cabecero de cama individual o de 135, basta con comprar para el alto del cabecero, unos 75-80 cm para que luego sobren unos centímetros y doblar por detrás de la tabla. Y el ancho de 1.60 que tiene la guata lo aprovechamos para el largo del cabecero. En este caso tuve que unir dos piezas al ser un panel de 190cm.

Tela o polipiel:

Elije la tela que más te guste, las hay preciosas a muy buen precio, no tiene por qué ser de tapicería, o si lo prefieres hacerlo de poli piel sube un poco más porque vienen en piezas de 1,40cm de ancho y necesitamos mas metros que con la tela que suelen venir a doble ancho y se pueden aprovechar mejor (2,80cm), pero por 15€ encuentras polipiel con acabados muy logrados.

La tela que veis en las fotos es de tapicería y nos costó 13€ (75x280cm). Una vez tenemos las 3 cosas, solo necesitamos una grapadora para tapizar.

Vamos allá: Colocamos la manta o espuma sobre el tablero y después la tela, tensamos y le damos la vuelta.

Siempre comenzamos a grapar por el centro, a un lado y al otro, después vamos a los extremos, tensamos bien de los dos lados y volvemos a grapar, una vez tengamos los 4 puntos de centro y laterales, solo quedar ir poniendo grapas al resto cada 3 o 4 cm.

Para fijarlo a la pared, solemos utilizar unas puntas finitas, las clavamos a las cuatro esquinas y ¡ya tenemos nuestro cabecero low-cost, fácil, rápido y con nuestra tela favorita! ¿Te animas?

¡Te dejamos un vídeo para qué veas que no es difícil conseguir tu propio Cabecero Low Cost!